sinopsis

“Con-secuenciA es un punto de partida hacia otros lenguajes, hacia otra forma de entender los espectáculos”

“¿Qué somos?... Soy consecuente con mis principios y consecuencia de mi tiempo: mi tiempo escénico y mi tiempo íntimo, con mis aprendizajes, con mis dichas, con mis cargas”

Con todo ese bagaje llego a este espectáculo que no es una conclusión, sino un punto de partida. Quiero investigar e investigarme a través de una serie de pasajes o secuencias  que representan diferentes inquietudes en mi vida. Quiero llegar al escenario con todo el aplomo de lo vivido pero con la absoluta necesidad de avanzar. Quiero lanzarme al vacío en cada segundo. Quiero desaprender para crecer. Quiero improvisar sobre lo que sé… y no sé lo que va a pasar. Quiero pensar que, con nuestras luces y nuestras sombras, además de pasado somos presente. Con-secuenciA es puro proceso. Somos la vida misma.                                                                                   Alfonso Losa

En Con-secuenciA Alfonso Losa reflexiona sobre la evolución del arte. La dialéctica entre el respeto a los cánones esenciales y la necesidad de articular nuevos lenguajes es especialmente comprometida en artistas que, como es su caso, creen firmemente en ambos postulados. En este montaje Alfonso Losa plantea una serie de actos (secuencias)  en los que expone diversas dimensiones de esa dinámica, diferentes motivaciones como la validez de los principios estéticos clásicos, las influencias de la contemporaneidad o el papel del artista como elemento generador (con sus conocimientos, sus inseguridades, sus cargas y sus capacidades  procesadoras), etc.   Con-secuenciA no es una propuesta finalista: no se trata de un catálogo de conclusiones sino una vía de crecimiento. Apoyándose en unas estructuras de mínimos -y con unos colaboradores muy especiales-, el artista se plantea cada secuencia como un reto creativo basado en uno de sus conceptos más trabajados: la improvisación. ‘Es en la improvisación donde más dejamos patente nuestra huella -afirma el artista- ya que cada instante  será un momento nuevo en el que lo aprendido debe servir no para repetir, sino para crear’. Crear de forma intuitiva, casi inconsciente, hace que cada espectáculo se convierta en una investigación irrepetible. Esta aventura artística significa un gran paso en la carrera de Alfonso Losa que, sin abandonar en absoluto su identidad, se lanza a la búsqueda de nuevos cauces expresivos dentro de su propio ser. Para encontrarlos, ha contado con el trabajo de Florencio Campo, un artista inquieto que aporta un importante bagaje tanto en la danza -como intérprete y coreógrafo- como en la dirección. Esta obra es la consecuencia de muchas cosas, pero sobre todo es el resultado del ingente y permanente diálogo entre ambos creadores.

© 2018 by Beatrix Molnar

Tel: +34  628167531

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono Twitter